fbpx
Connect with us

Comunidad

Inestabilidad financiera ahuyenta inversiones en México de María Aramburuzabala

Publicado

el

La incertidumbre económica y social que ha generado la pandemia de Covid-19, ha ahuyentado las inversiones en el país de empresarios extranjeros y nacionales, siendo el caso de María Asunción Aramburuzabala uno de los más sonados.

Desde noviembre pasado, se dio a conocer que “Marisun”, como también es conocida la empresaria e inversionista mexicana, apostó por dejar al frente de sus negocios en México a su hijo Pablo Zapata Aramburuzabala, para poder concentrarse en la recuperación económica de sus negocios a través de la incursión a otros países.

La decisión de la reconocida empresaria estaría vinculada a factores generales como el panorama de incertidumbre que se vive en el mundo a consecuencia de la pandemia, que aunque diversos especialistas adelantaron en meses pasados que la llegada de la vacuna representaría un alivio para las bolsas de valores y por consecuencia para los inversionistas, lo cierto es que el sector empresarial se mantiene en jaque.

Pero también existen factores específicos, como su mala relación con el gobierno actual mexicano y una mala racha por la que atraviesan sus empresas desde hace poco más de dos años, que han motivado su decisión de parar las inversiones en México.

Aramburuzabala que es conocida en el ecosistema empresarial por ser heredera y accionista de una de las compañías cerveceras más importantes del mundo, desarrolló sus propias líneas de negocio en inversiones de capital privado y de riesgo; tecnología, biotecnología, bienes raíces, entre otros.

Justamente fue con Abilia, una de sus empresas enfocadas al sector inmobiliario, que Marisún comenzó a experimentar problemas a nivel empresarial en 2019, detonados por el abuso de confianza y supuestos fraudes cometidos por algunos de sus colaboradores más cercanos.

Para mayo de ese año, María Aramburuzabala separó de sus cargos a Guillermo Buitano, Rolando Alba, Carlos Padilla, Claudia Rosso, Pablo Guzzo y Mauricio Oliver, en medio de un escándalo que envolvió a Abilia por fraude.

Sin poder reponerse de ese duro golpe, Marisún tomó la decisión en noviembre del año pasado de poner en venta Kio Networks, su firma enfocada a los centros de datos y servicios de tecnologías de la información que desde hace muchos años era respaldada por Tresalia Capital, el reconocido Fondo de Inversión empleado por la familia Aramburuzabala.

A la par que ha detenido la inversión en México, Aramburuzabala Larregui ha migrado sus operaciones a Estados Unidos, con la intención de ingresar a mercados más competitivos como el de Nueva York o Miami.

Recientemente se dio a conocer que la inversionista se habría unido al consejo de administración de Coty, compañía multinacional de productos de belleza fundada en Estados Unidos, para dar alivio a sus activos y encaminar sus negocios hacia la recuperación económica.

Continue Reading

Rápidas en Twitter